Novedades

Cómo reducir el consumo de energía a través de la eficiencia

Household-energy-performance-certificate.png

Hay una cuestión fundamental a la hora de ahorrar, que se traduce en facturas más baratas y en un uso más racional de los recursos naturales; comprar electrodomésticos que privilegien la eficiencia.

En Argentina, rige desde 2005 la obligación de informar a los consumidores sobre ciertos aspectos que les sean útiles para elegir electrodomésticos y artefactos de refrigeración, lavado y hasta iluminación (lamparitas, por ejemplo) que más se adecuen a sus necesidades.

¿Qué son las etiquetas energéticas y dónde encontrarlas?
Estas etiquetas vienen adheridas a los aparatos que se exhiben para la venta y proporcionan información sobre las funciones y los valores de consumo de energía y agua de los mismos. La ecuación consumo versus rendimiento, nos permite conocer la eficiencia energética de un electrodoméstico. Por si acaso, la etiqueta utiliza una clasificación de letras y colores, que van desde la A (en verde) hasta la G (en rojo) que evidencia niveles máximos y mínimos de eficiencia, respectivamente.

¿Qué significa cada categoría?
Para entender la relación gasto-máximo ahorro, hay que partir de la categoría más deficiente.

G: indica un alto consumo (125%)
F: sigue dentro del rango de alto consumo, con un 110% a un 125%.
E: se considera un electrodoméstico de consumo medio, al utilizar entre un 100% y un 100%.
D:también de consumo medio, oscila entre el 90% y el 100%.
C: es la categoría en la que inicia el ahorro. Consume entre un 90% y un 75% de la media.
B: consume entre el 55% y el 75%.
A: utiliza menos del 55% requerido por el electrodoméstico promedio.

En Europa, que implementó estas identificaciones en 1989, la mejor categoría disponible hoy es la A+++. Esta clasificación aplica a aparatos cuyo ahorro supera el 75% (consumen menos del 24% de la media).

Al elegir un electrodoméstico de la categoría A, probablemente paguemos un poco más que adquiriendo uno de categoría D. Sin embargo, la diferencia se amortiza con una mayor vida útil, facturas de menores importes y un uso más moderado de los recursos naturales.

EconomixCómo reducir el consumo de energía a través de la eficiencia
Compartí esta nota

Join the conversation