Novedades

Cuáles fueron las buenas y malas señales en los primeros meses de 2015

Cemento.jpg

La actividad económica comenzó ofreciendo algunos datos positivos en estos primeros meses del año, aunque en algunos casos estas mejoras sean resultado de una base de comparación baja como fue el primer bimestre del año pasado.

Así lo advirtió en un reciente informe el Ieral, de la Fundación Mediterránea, según el cual el inicio de 2015 fue “flojo”.

Estos son los datos positivos y negativos del primer bimestre del año:

Más despachos de cemento. La entrega de este producto creció 6,2 por ciento en la comparación interanual, lo que adelanta la posibilidad de que se reactive la construcción a través de la obra pública, por tratarse de un año electoral. El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (Isac) apenas creció 0,1 por ciento, aunque ya es un aliciente de que el sector dejó de caer.

Más confianza. El Índice de Confianza del Consumidor de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) aumentó 30 por ciento frente al primer bimestre de 2014. Este indicador se mantuvo en baja a lo largo del año pasado y terminó 2014 con una caída interanual de 9,8 por ciento. Esto muestra que la expectativa de un cambio de Gobierno se ha adelantado y alcanza a todos los subíndices, por lo que puede traer mejoras en las ventas de bienes durables.

Menos recaudación de IVA real. Descontada la inflación, los ingresos por este impuesto bajaron 7,2 por ciento. Esto es resultado de que las remuneraciones del primer bimestre del año no fueron alcanzados por los primeros aumentos salariales, lo que provocó la baja del consumo.

Menos autos. La producción de autos disminuyó 20,1 por ciento, consolidando un año y medio de registros negativos. El patentamiento bajó 34,1 por ciento en la comparación, caída que aún así resultó ser cuatro puntos menor a la disminución registrada en el cuatro trimestre del año pasado. Además, las ventas de vehículos nacionales a las concesionarias sólo disminuyó 3,1 por ciento. La caída es menor ya que la comparación se hace con los primeros meses del año pasado, en los que la devaluación del peso contra el dólar y el aumento de los impuestos internos fueron factores que redujeron en 30 por ciento el mercado automotor.

Menos exportaciones a Brasil. La recesión en la mayor economía de Sudamérica, sumado a la devaluación del real, disminuyó 23 por ciento las exportaciones a ese destino. Mientras tanto, las importaciones también disminuyeron 16,6 por ciento.

«El bimestre enero-febrero muestra que el nivel de actividad ha dejado de caer en algunos sectores, aunque gran parte de esta mejora relativa se debe a una baja base de comparación, ya que se hace contra los meses de enero y febrero de 2014 en los que la devaluación de aquel momento impactó fuertemente en la economía real», recalcó el informe elaborado por el economista Patricio Vimberg.

EconomixCuáles fueron las buenas y malas señales en los primeros meses de 2015
Compartí esta nota

Join the conversation