Novedades

Qué beneficios económicos promete el Arsat-1

Satelite-Arsat.jpg

El Gobierno nacional puso en órbita ayer el Arsat-1, el primer satélite geoestacionario desarrollado en el país y en Sudamérica.

El aparato, desarrollado por la empresa público-privada Invap y la estatal Arsat, promete brindar una serie de servicios que beneficiarían a la actividad económica.

Aquí detallamos algunos de los servicios que promete el Estado:

  • Telecomunicación. Dará soporte a servicios de telecomunicaciones como transmisión de datos sobre IP (protocolo de Internet) para telefonía y televisión. Puestos en órbita los dos satélites restantes (Arsar-2 y Arsat-3) los servicios se extenderían a Chile, Uruguay y Paraguay.
  • Internet. Permitirá brindar conectividad de igual calidad a todas las regiones del país.
  • Ahorro interno. Promete ahorrar 25 millones de dólares anuales que hasta ahora paga por servicios satelitales, aunque hay que aclarar que su desarrollo implicó una inversión de 270 millones de dólares.
  • Formación especializada. Más allá de que se logre o no réditos en lo económico, el 70 por ciento del satélite es fruto de 1,3 millones de horas-hombre de trabajo científico local, lo que implica un aprendizaje acumulado en tecnología aeroespacial que puede aplicarse luego a otros desarrollos.

Al respecto, el presidente de Arsat, Matías Bianchi, asegura: «Con Conae y con Arsat estamos trabajando para asegurarnos que la ‘sala limpia’ de Invap siga ocupada por muchos años. Tenemos que ser capaces de aplicar todos los aprendizajes que deja este satélite al resto de los desarrollos tecnológicos argentinos».

EconomixQué beneficios económicos promete el Arsat-1
Compartí esta nota

Join the conversation