Novedades

Los Juegos Olímpicos y 4 lecciones útiles para emprendedores

IMGTINT20160406223220.jpg

El boom de las Olimpíadas es, en casi todas las oportunidades, el antecedente de una crisis. Los sobrecostos que implica para cualquier país ser anfitrión de un evento de tal magnitud, o los presupuestos mal calculados son algunas de las causas de esta crisis posterior, pero no las únicas.

El portal Entrepreneur comparte la idea de que las crisis que afectan a los países anfitriones de Juegos Olímpicos pueden brindar grandes lecciones a emprendedores tanto en materia económica, como en liderazgo y responsabilidad social. Algunos ejemplos son:

1. Usar los errores ajenos para aprender. Los Juegos Olímpicos siempre dejan huella. Ya sea mejoras de infraestructura o instalaciones de primer nivel. Lamentablemente, estas últimas quedan en desuso tras la competencia. En el caso de Atenas 2004, el escenario de abandono de algunos de los escenarios donde se disputaron los juegos recuerda a las ruinas de más de 2.500 años que alberga Grecia. El Nido de pájaro, apodo que recibió el estadio de Beijing se convirtió en un monumento, cuyo mantenimiento anual asciende a 11 millones de dólares anuales (The Guardian). El desafío es romper el molde y aprender de los desaciertos y también de los éxitos, para tomar a estos últimos como modelo.

2. Controlar las emociones (y el bolsillo). Un artículo de National Geographic plantea la dicotomía de las sedes como un legado o un barril sin fondo de gastar dinero para las naciones anfitrionas. La cantidad de dinero que se gasta y las deudas que llevan décadas en ser canceladas definen que se trata más bien de la segunda opción. Para los emprendedores, la clave es que la razón prevalezca sobre el impulso de embarcarse en inversiones gigantezcas, sin asegurarse de que los resultados sean acordes.

3. Ser flexibles a los cambios. En mayo de 2014 -a dos años de los Juegos- John Coates, uno de los vicepresidentes del Comité Olímpico Internacional, declaró que la preparación de Río era la peor que había visto (The Washington Post). Se especulaba con cambiar la sede, algo que finalmente no ocurrió. Los emprendedores deben ser capaces de pensar en alternativas estratégicas, aunque estas impliquen cambios de gran magnitud.

4. Matenerse realistas. De acuerdo con el portal Business Insider, desde 1968, ninguna sede se ajustó a su presupuesto inicial. El promedio de excesos es de 167%. Beijing 2008 y Vancouver 2010 tuvieron un sobrecosto de al menos 29%. El de presupuesto original de Río 2016 se estableció en 11,9 billones de dólares y se calcula que podría incrementarse en más de un 50%. El secreto de los empresarios exitosos, según Enterpreneur, es lograr establecer objetivos específicos, medibles, alcanzables, realistas y que deban cumplirse en un plazo definido.

EconomixLos Juegos Olímpicos y 4 lecciones útiles para emprendedores
Compartí esta nota

Join the conversation