Novedades

La Cajita Feliz incorpora libros para fomentar la creatividad y la lectura en familia

Panel.jpg

Desde abril, McDonald’s incorpora libros coleccionables a su menú infantil. En la presentación de la campaña «Leer y Jugar», se expusieron los resultados de un estudio sobre los hábitos de lectura de los niños argentinos, su impacto en la creatividad y el desarrollo de la imaginación.

La tradicional Cajita Feliz brinda, desde los primeros días de este mes, la opción de elegir entre un juguete o un libro. Así, McDonald’s busca brindar diferentes herramientas a las familias para estimular la creatividad y buenos hábitos en los más pequeños e inspirar el hábito de la lectura. Gaturro, del dibujante y autor de historietas Nik, será el protagonista de la primera colección, que tendrá seis libros de tapa dura. Cada mes, se hará entrega de un nuevo título. Los libros traen una serie de historias y diseños atractivos para los niños, y además, actividades y juegos para compartir familia. La colección completa servirá para armar un rompecabezas con los lomos y dorsos de los libros.

En el marco del lanzamiento de esta campaña, a la que llamaron “Leer y Jugar”, la marca realizó un panel para presentar un estudio realizado junto a Kantar TNS. El proyecto de investigación analizó los hábitos de lectura de los niños argentinos, su impacto en la creatividad, el vínculo con el mundo lúdico y el desarrollo de la imaginación, así como la relación con los vínculos familiares. El periodista y conductor Luis Majul condujo y moderó un panel integrado por Ricardo Méndez, director General de McDonald’s Argentina, el psicólogo Miguel Espeche, el periodista y escritor Sebastián Campanario, el dibujante Nik y Mercedes Ruiz Barrio, directora Comercial Regional de TNS para América Latina, que analizó las conclusiones y ahondó en los detalles sobre el estudio.

Según el estudio de Kantar TNS y McDonald’s, más del 90% de los argentinos está de acuerdo en que la lectura es muy importante desde la niñez, pero también destacan la presencia de ciertas barreras para incentivarla. La falta de interés, el aburrimiento, la preferencia por los dispositivos, son algunos de los motivos más mencionados como desalentadores de la lectura en niños.

Más del 70% de los niños leen una vez por semana. Sin embargo, apenas la mitad de los padres (56%) lee con ellos con esa frecuencia. Los argentinos consideran que el mayor incentivo a la lectura es que los padres lean con sus hijos (43%). Los demás incentivos considerados son la posibilidad de contar con libros más accesibles (26%), la incorporación de lectura en los juegos (23%) y libros más divertidos e interactivos (21%).

Con mamá se lee más. Al analizar los hábitos de lectura entre padres e hijos por segmentos sociodemográficos encontramos algunas diferencias: Las mujeres leen más con sus hijos (54% vs 43% de los hombres), así como los niveles altos (66% vs 57% en los medios y 44% en los bajos) y los residentes de Capital Federal (64% vs 43% en el GBA y 50% en el interior del país).

EconomixLa Cajita Feliz incorpora libros para fomentar la creatividad y la lectura en familia
Compartí esta nota

Join the conversation