Novedades

El retraso de las paritarias empieza a generar problemas

Carlos-Tomada.jpg

La definición de las paritarias empezó a retrasarse y eso comenzó a generar problemas económicos y políticos.

Cuando estaban a punto de definirse en abril buena parte de las paritarias con aumentos salariales en torno al 30 por ciento, el Gobierno nacional a través del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, presionó a gremios y empresarios para que se bajara ese porcentaje a un tope de 25 por ciento.

Esto generó el rechazo de las bases sindicales y finalmente empantanó la mayoría de las negociaciones, algunas de las cuales ya estaba cerrada, como fue el caso del rubro comercio.

El ex ministro de Economía y referente del Frente Renovador, Roberto Lavagna, planteó la hipótesis de que el Gobierno retrasó las paritarias para “generar tres o cuatro meses de euforia” antes de las elecciones.

La hipótesis es que si los aumentos se definen en junio, llegarán junto con el medio aguinaldo y esto provocará un boom de consumo previo a las Paso de agosto.

El problema es que este retraso está provocando consecuencias negativas en el consumo, ya que en promedio el año pasado los salarios sufrieron una caída en el poder de compra del cinco por ciento.

De no definirse hoy la paritaria del sector metalúrgico, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) podría convocar a un paro de 36 horas. Los aceiteros también vienen sosteniendo huelgas desde hace semanas que retrasan las exportaciones y el transporte volvería a parar el 9 de junio próximo.

El temor del Gobierno es que esto se extienda a otros gremios como la Uocra (construcción) y UPCN (personal civil de la Nación). Para eso, alentaría acuerdos que no superen el 27 por ciento.

EconomixEl retraso de las paritarias empieza a generar problemas
Compartí esta nota

Join the conversation