Novedades

El coworking, una tendencia que crece también entre grandes corporaciones

betahaus-coworking-berlin.png

Combatir la soledad de los freelancers y compartir gastos fueron las bases sobre las que nació esta moda. Jóvenes emprendedores se convirtieron rápidamente en protagonistas de estos espacios, que por sus beneficios, ahora se vuelven populares ahora también entre grandes empresas.

Estos espacios de trabajo compartidos nacieron hace poco más de una década en San Francisco. Spiral Muse, el pionero, se creó en 2005. Entre sus comodidades ofrecía 8 estaciones de trabajo -a utilizar dos días a la semana-, WiFi gratuito, almuerzos compartidos, opciones de entretenimiento y una política muy estricta en cuanto al horario de salida.

En contraposición a las oficinas tradicionales, los espacios de coworking son abiertos y con un look informal, que es parte del atractivo. En 2010, ya sumaban más de 600 alrededor del mundo y la revista alemana especializada Deskmag estima que para finales de este año, serán más de 10.000.

Llegaron a Argentina por el año 2007. Hoy, en Buenos Aires, Google, Turner, Telecom, Coca-Cola, Pepsico, Arcor, American Express y Mastercard son sólo algunas de las empresas que utilizan espacios de trabajo compartido. Los cambios en los hábitos y costumbres y una nueva cosmovisión basada en un modelo de trabajo flexible y orientado a la realización de proyectos hacen que el coworking sume más y más locaciones en todo el mundo. Córdoba ya cuenta con más de diez espacios de coworking, algunos de ellos parte de una alianza, distribuidos en la ciudad y el interior, y la lista va creciendo paulatinamente.

Qué es el coworking. Bernard DeKoven acuñó el concepto para referirse a un método para facilitar el trabajo colaborativo, desde un enfoque no competitivo. Esto es, brindar a las personas la oportunidad de trabajar en sus propios proyectos mientras se asocian con otros dentro de un mismo espacio.

Beneficios. Profesionales de distintos ámbitos comparten un mismo lugar en donde también convergen las ideas y experiencias. La disminución de costos y las oportunidades de networking son dos de los grandes motivos por los cuales las empresas comienzan a decirle sí al coworking. Según especialistas, el hecho de compartir con empleados de otras empresas, refuerza en los profesionales el sentimiento de identificación corporativa.

EconomixEl coworking, una tendencia que crece también entre grandes corporaciones
Compartí esta nota

Join the conversation