Novedades

Déficit energético: los prosumidores pueden ser la llave del cambio

paneles-solare-para-casa-1.jpg

Son capaces de producir y consumir energía, inyectando el sobrante a la red eléctrica. Con una legislación que acompañe e incentive, se puede generar un fuerte impacto ambiental positivo, a nivel global, gracias a los prosumidores.

El auge de la conciencia ambiental, acompañado del aumento de los costos de energía y la aparición de los métodos alternativos para generación de electricidad -como los paneles solares- han hecho surgir una nueva figura en la industria de la energía: los prosumidores. Se trata de usuarios domiciliarios con un doble rol: son consumidores y productores de energía. Producen, almacenan y consumen energía desde sus hogares.

Muchos hogares, en diferentes países del mundo, se han convertido en prosumidores. Esto lleva a las empresas de servicios públicos a pensar en nuevos servicios e incentivos, que deben ser suficientemente atractivos para integrar a estos clientes a sus ecosistemas y, no menos importante, mantenerlos en su red. Uno de estos incentivos es convertirse en proveedores de las empresas de energía: estos usuarios son capaces de inyectar la energía sobrante de sus consumos a la red eléctrica a cambio de una compensación económica. Así, obtienen rápidamente un retorno de la inversión que realizaron para adquirir los sistemas de generación eléctrica, maximizan beneficios y reducen costos.

¿Ya existe? En Argentina, se está fortaleciendo un cambio a favor de las energías limpias y son seis las provincias que cuentan con leyes de generación de energía distribuida; mientras que en el Congreso Nacional, ya hay cinco proyectos en esa línea.

Aunque se trata de una industria aún muy joven, México, Chile, Uruguay y Brasil ya la implementan. En Argentina, provincias cómo Santa Fe, pionera en el uso de energías renovables, Salta y Mendoza, cuentan con proyectos para la explotación de energía mediante consumidores. En el caso santafesino, la EPE (Empresa Provincial de Energía) ya cuenta con sus primeros prosumidores conectados a la red. La plataforma tecnológica Open Smartflex, presentada recientemente por Open Systems International, ayuda a las empresas prestadoras de servicios de energía a controlar su facturación para vender y comprar electricidad que proviene de energías renovables producidas por usuarios domiciliarios. La tecnología, resaltan desde Open Systems International, será la base para el desarrollo de una tendencia global con un enfoque diferente de generación, distribución, almacenamiento y venta de energía.

 

EconomixDéficit energético: los prosumidores pueden ser la llave del cambio
Compartí esta nota

Join the conversation