Novedades

Clínica Diquecito celebra 72 años y apunta al futuro

slide-landing-2.jpg

Clínica Diquecito, la institución médica de mayor reconocimiento a nivel regional en el tratamiento de las llamadas “afecciones de la postmodernidad”, cumple 72 años de vida, y los celebra anunciando importantes novedades para el 2018.

Situada en las sierras de Córdoba, y con una creciente demanda anual de pacientes que llegan desde diferentes partes del mundo para tratar problemas de sobrepeso y obesidad, dependencia a sustancias adictivas, stress y “burn out”, tabaquismo, obesidad infanto juvenil y otras afecciones, la institución fundada por el Prof. Dr. Pablo Busse Grawitz se renueva por completo, poniendo su foco en nuevas estrategias de comunicación y posicionamiento, y en el próximo lanzamiento de programas de vanguardia.

Somos la única institución de este tipo en el continente que tiene la posibilidad de ofrecer una combinación inigualable de experiencia y vanguardia. Pocas empresas en el país pueden enorgullecerse de tener más de siete décadas de vida, sabiendo que sus productos o servicios se han sabido ¨aggiornar¨ a los tiempos, a las nuevas necesidades de los consumidores; y eso es precisamente lo que ofrece Diquecito”, explica la Dra. Priscila Busse Grawitz, Vice Presidente de la institución e hija del fundador.

En ese marco, en este nuevo año de vida Diquecito ejecutará la segunda parte de un plan de renovación integral, con el cual dará un paso sustancial en su crecimiento: “durante 2016 y 2017 nos enfocamos en algo muy importante: nuestra infraestructura; ejecutamos un ambicioso plan de renovaciones que transformaron por completo nuestras instalaciones, llevándolas a alcanzar altos estándares en términos de hotelería. Si bien nosotros somos un establecimiento médico, el nivel de nuestra hotelería es destacable, y las inversiones realizadas han generado un fuerte impacto positivo, distinguiéndonos como producto de excelencia”, asegura Busse Grawitz.

Pero en 2018 la empresa proseguirá su crecimiento, renovando su propuesta comercial. En términos de comunicación y posicionamiento, Diquecito desarrollará un vínculo comunicacional con  las nuevas generaciones, sin descuidar, por supuesto, a sus usuarios habituales. “Aunque muchas empresas no toman en cuenta a los nuevos grupos, que hoy ya no son el futuro sino el presente, nosotros sabemos que los jóvenes están mucho más concientizados que los adultos en relación al cuidado de su salud. Por eso, fiel a su eje fundacional, Diquecito se acerca a ellos como un aliado no solo para reestablecer su salud sino también para prevenir. Si bien la conciencia del cuidado de la salud entre ellos es mucho mayor, el entorno social genera una presion desestabilizadora con exigencias sociales que inducen a distintos desórdenes que comprometen a la salud”, agrega Busse Grawitz, quien destaca en los últimos tiempos Diquecito ya viene registrando una mayor demanda en servicios por parte de las nuevas generaciones.

En paralelo, en el primer cuatrimestre del año la empresa tiene previsto el lanzamiento de un programa de avanzada, unico en el país, y orientado precisamente a la prevención desde temprana edad. “Seguiremos siendo referentes en el abordaje exitoso de lo que tratamos desde hace siete décadas, pero apuntamos a ser también referentes en la prevención. ¿Por qué esperar a estar enfermos y a vivir una mala calidad de vida para recién allí cuidarnos, si podemos evitar muchas de estas situaciones a tiempo, en la temprana edad?”, apunta Busse Grawitz.

En paralelo a estas cuestiones, la Fundación Diquecito realizará en 2018 sus XXI Jornadas de Medicina Nutricional y Obesidad, en las que una vez más reunirá a los más prestigiosos especialistas en la materia para analizar los últimos descubrimientos en el tratamiento de la obesidad.

En síntesis, el 2018 será para Diquecito un año de crecimiento, apoyados en nuestra indiscutible experiencia, y proyectándonos a beneficiar a los más jóvenes”, finaliza Busse Grawitz.

Un poco de historia

Clínica Diquecito fue fundada el 5 de enero de 1946 por el Prof. Dr. Pablo Busse Grawitz. Desde entonces, este centro médico de excelencia se posicionó como referente regional en el tratamiento de la obesidad y de otras afecciones gástricas. Con el paso de los años, y de acuerdo a las problemáticas de salud que fueron emergiendo, se desarrollaron nuevos programas orientados a tratar todas aquellas enfermedades no transmisibles que son generalmente producidas por estilos de vida no saludables, y que dependen de cambios de hábitos, sumados al abordaje médico adecuado. Es así que en los últimos años se incrementó marcadamente la demanda de tratamientos para el tabaquismo, el estrés crónico y las dependencias a sustancias adictivas. Además, Diquecito ofrece programas especializados en obesidad infantil, y en la rehabilitación post tratamiento oncológico, entre otros.

Más detalles en: www.diquecito.com.ar

 

Marcos GallianoClínica Diquecito celebra 72 años y apunta al futuro
Compartí esta nota

Join the conversation